Reformas que enamoran y hacen imaginar una vida feliz.

Scroll down to content

La mayoría de compradores no pueden imaginarse a ellos mismos viviendo en una casa cuando está sucia, llena de trastos, vacía o con combinaciones de colores malas o que no les gustan.

Cuando los potenciales compradores visitan tu casa, sienten a su manera una serie de energías de los anteriores propietarios, por eso es muy importante renovar y limpiar los ambientes, es tan simple como limpiar, ventilar y quitar los trastos, para que esto ocurra.

Es importante hacer aparecer solo objetos necesarios e imprescindibles y que uno pueda moverse sin problemas por el espacio.

Dejamos tu vivienda en las mejores condiciones para que cualquier persona puede imaginarse viviendo en ella. Luego vendrá un proyecto de decoración o homestaging para ejemplificar como podría quedar  ese fantástico piso.

Cuando una vivienda es neutra e impersonalizada, todo el mundo puede imaginarse viviendo en ella.